Transitar la adolescencia es parecido a leer un cuento tragicómico-musical de ciencia ficción drama y misterio a la vez. En este periodo se experimentan todas las emociones y sentimientos, todo sacude, nos golpea y cambia, pues a partir de entonces nada volverá a ser igual… La adolescencia es una experiencia única, novedosa, reveladora, estresante, retadora, aterradora, emocionante y muy compleja. Ser adolescente es emprender un extraño camino para abandonar la infancia y dirigirnos a la adultez, cuyas vivencias aprendizajes, significados y lecciones construirán la historia e identidad que se consolida a los seres humanos adultos en los que elijamos convertirnos.

Uno de los “síntomas” de esta etapa es que se suele hablar poco de las inquietudes que se generan día a día sobre nuestro cuerpo y entorno, pues creemos que son situaciones que  “solo a mi me pasa” y nadie más podrá entenderlas; sin embargo, es algo que a muchos más les sucede. Por eso, a continuación te compartimos las preguntas que si eres adolescente te has hecho o si estás por abandonar esta etapa aún te sigues cuestionando.

¿Por qué algunas personas se burlan de los cambios en la pubertad?

Esto tiene que ver con la educación que se recibe en casa, es decir que no les han enseñado lo suficiente sobre el respeto y la tolerancia a las diferencias individuales. Por otro lado, a veces la presión para molestar a cierta persona o grupo es muy fuerte y esto provoca que se burlen de alguien aunque en el fondo no estén de acuerdo. Recuerda que esto es violencia, y si dejas que pase eres participe de ello. En realidad, son más las personas en un grupo que prefieren el respeto. A la mayoría nos gusta que se respete nuestra dignidad y se valore de manera positiva para convivir en ambientes armoniosos además de que las personas pueden vivir mejor de esta manera.

Es importante reflexiones que la pubertad es algo que todos experimentarán. Recuerda que no debes hacer lo que no te gustaría que te hicieran.

¿Por qué en la adolescencia nos sentimos incomprendidos y somos groseros con personas que nos quieren?

Los cambios en el estado de ánimo son parte de esta etapa ser groseros y violentos no lo es. Cuando te encuentres tranquilo puedes explicarle a la persona con la que fuiste grosero qué es lo que realmente te irrita disgusta, enfada etc., así podrás decirle que pare de hacerlo o que lleguen a un acuerdo en la relación en la que ambas partes se sientan escuchadas y atendidas según necesidades. Ofrece disculpas, ya que esto mostrará tu responsabilidad en lo que dices y cómo lo dices. También ten paciencia, puede que a veces te desesperes fácilmente con algunas cosas así que busca formas de relajarte: respira profundo o aléjate de la situación por un momento. Recuerda que la comunicación efectiva es la manera de aclarar tus estados de ánimo; al final, si el vínculo te importa busca que no se rompa.

Es importante que expreses lo que sientes cómo lo sientes y desde cuándo, para que la persona que te comprenda mejor y te dé un rato acorde a lo que te pasa. La expresión efectiva de sentimientos es algo que el ser humano aprende poco a poco, y tu te encuentras desarrollando esa capacidad.

¿Qué pasa cuando tu mejor amigo/a cambia en la adolescencia y ya no se llevan como antes?

Puede resultarte triste o causarte conflicto que su amistad ya no sea la misma, pero recuerda que la adolescencia es una posibilidad para elegir. Lo primero que puedes hacer es hablar de ello con tu amigo y expresarle lo que sientes ante su cambio. Escúchalo también pues tal vez la situación no es como crees. Especifica que es lo que cambió en su amistad. Es probable que sea porque su personalidad se está moldeando, al igual que la tuya, y debes decidir si te gustaría mantener esa amistad con todo y sus cambios o pueden descansar la relación por un tiempo. Quizá tu también has cambiado tus actitudes,  pensamientos, forma de ser y no lo has notado, pero quienes se relacionan contigo se dan cuenta que cada día eres distinto. La adolescencia es la etapa en la que formas tu identidad sexual, a esto se suma también tu forma  de ser. Es importante que seas tolerante ante las amistades y sus cambios, sin que descuides tus propios sentimientos. Recuerda que eres libre de valorar si quieres mantener un vínculo en tu vida o no.

¿Por qué algunos papás y mamás quieren seguir tratándonos como niños?

La adolescencia es un cambio también para los padres, las madres y la familia en general. Así como tú incorporas aspectos positivos y saludables a tu forma de ser, puedes explicarle a cada miembro que también les corresponde hacerlo. Para ninguna de las dos partes es fácil, pero el amor de la familia es lo más importante; a ellos de igual manera les cuesta aceptar que estas creciendo.

Algunas sugerencias que te recomendamos: acércate a hablar con ellos cuando sea un momento en la cual ambas partes estén tranquilas; si las emociones surgen desbocadamente, podrían tomar un tiempo fuera y retomar esa conversación en otro momento, pues las personas no siempre están en listas para hablar de ciertas cosas; escríbeles una carta en la que expreses lo que está pasando, a veces es más fácil empezar la comunicación por escrito. Haz una especie de guión previo para hablar con ellos sobre los puntos que te gustaría tocar en ese dialogo, a ti te servirá para que puedas plantear tus argumentos, y también te dará  claridad y fuerza para conversar.

Es importante que consideres que la paciencia no solo es de tus padres hacia ti, sino de ti hacia ellos. la comunicación es la base de las relaciones.

¿Por qué en algunos noviazgos se permiten cosas que no son buenas?

El noviazgo es un vínculo, una oportunidad para conocerse a partir del otro; sin embargo, lidiar con nosotros mismos no siempre es tan fácil. También es un espacio donde podemos cosas que nos hacían falta, como atención, afecto, seguridad, cariño, etc. Cuando por estas razones se eligen a una pareja, lo más probable es que no fluyan bien en la relación, pues esperarán que la otra persona cubra esas carencias que no fueron otorgadas en su familia.

Uno de los problemas es que se pierde la capacidad de ser objetivos con la relación, de justificar algún mal trato, de creer que todo debe “aguantarse” y que de manera eventual todo cambiará para bien. El noviazgo no es algo mágico, requiere de la intención de ambas para que crezca, madure y florezca. Recuerda que además del amor, el vínculo se verá alimentado y fortalecido con valores como el respeto y la equidad, así como de acciones concretas que los reflejen.

Es importante que lo valores si una relación de noviazgo en tu vida te hace feliz, respeta tu individualidad a no dejar de ser quien eres para convertirte en lo que tu pareja quiere, que te manipule o restrinja tu vida, sino que te mantenga con un sentimiento de dicha, alegría y tengas la certeza de que estas con la persona indicada, si empiezas a dudar en esto, es posible que algo esté pasando. La comunicación y los vínculos saludables son siempre lo mejor para ti.

¿Cuantas veces es malo masturbarse?

No existe un número o frecuencia que indique si existe algo malo o no. La masturbación es algo voluntario y está bajo el control de la persona, es decir, cuándo y a qué hora lo haces. Si una persona estimula sus genitales y pierde el control de la situación, por ejemplo, que no asista a la escuela. que no coma o que pierda una salida con amigos por masturbarse, esto podría convertirse en una conducta compulsiva, ansiosa y poco saludable. Esta experiencia es mejor vivirla con placer, ya que su finalidad es conocer las sensaciones de tu cuerpo a partir de tus genitales, de la misma manera en la que conoces las sensaciones de tu cuerpo cuando le dan un masaje a tus hombros cansados o a tu cabeza; se trata de conocer el cuerpo y eso no es malo. Además, esta actividad es privada e íntima.

Puede que una persona lo haga cuatro veces a la semana y no sólo que lo disfrute, sino que no sienta culpa o asco por su cuerpo, además de si fue voluntario y privado esta sería una manifestación saludable. No depende del número de veces, sino de la intención con la que lo hagas, si es para disfrutar y conocerte o por ansiedad y compulsión.

¿Cuál es la diferencia entre masturbación y autoerotismo?

La diferencia es que el autoerotismo es tocar y acariciar todo el cuerpo, específicamente la piel, incluyendo genitales; cuando es personal es autoerotismo, pero si es en pareja se llama erotismo. La masturbación es tocar y acariciar genitales exclusivamente. Ambas expresiones saludables de la sexualidad son voluntarias y contribuyen a una mayor aceptación del cuerpo y reconocimiento de sus sensaciones placenteras.

Es importante que no hagas juicios negativos sobre tu cuerpo o el de los demás y sus sensaciones, así como nos enseñan a rascarnos cuando hay comezón, o taparnos cuando hace frío, o tomar agua cuando sientes mucha sed, todo esto resulta agradable por lo que no tendría que ser diferente o vergonzoso si se trata de tus genitales o tu piel.

¿Por qué a las chicas les da asco o no les gusta cuando se hablan de esos temas, por ejemplo, de la masturbación?

Esto tiene mucho que ver con la educación estereotipada hacia los hombres y mujeres. A ellas no se les enseñan que sus genitales son parte de su cuerpo, que pueden verlos, tocarlos, sentirlos y no pasa nada malo por ello; desde pequeñas se les genera una negación inconsciente a que deben verse integrales y completas. Se viven como “mi cuerpo con sus formas, texturas y tonos” y “los genitales” como si fueran algo ajeno a ellas. De igual manera, existe otro tipo de crianza en la que se les enseña que los genitales son una parte que nadie puede tocar bajo ninguna circunstancia,  como si estuvieran en riesgo constante; lo que provoca que ni ellas quieran tocar. También es importante que se prevenga sobre los abusos sexuales en ambos género, y no estigmatizar a los genitales como las únicas partes de las que se puede abusar o a las que hay que proteger, pues todo el cuerpo merece ser respetado.

Es importante que ambos géneros comprendan que la sexualidad no se moldea igual en hombres que en mujeres, debido a los estereotipos de género que aún se transmiten, pero se pueden reeducar a mensajes más positivos y sin prejuicios.

¿Hay adolescentes que no tienen metas en la vida?

Sí. Por lo general la motivación no existe en su interior, pues no hay estímulos  externos que los alienten a mejorar cada día, esto también depende de la educación, valores o amor que su familia les proporcione. Algunos adolescentes lo disfrazan de “me gusta vivir al día y no pensar en el futuro que aún no existe”, aunque este pensamiento no es malo, sí es excluyente; es decir, un ser humano puede plantearse metas y al mismo tiempo disfrutar del presente. Las metas, además, dan mayor sentido a lo que hacemos cada día,  es un factor que protege del riesgo de las posibles adicciones o embarazos no deseados. Existen casos en los que los adolescentes que tienen embarazos no planeados, no tenían objetivos a cumplir a corto o mediano plazo.

Es importante que reflexiones sobre tu vida, qué te motiva y qué te gustaría alcanzar, sino encuentras respuesta, ve más allá y cuestiónate: ¿mis padres me exigen tanto esta llegar a un nivel que me desmotiva?, ¿están al tanto de mis proyectos o mis gustos?, ¿suelen reconocer mis logros y éxitos? Habla de tus inquietudes con ellos, te darás cuenta que la comunicación es lo primordial.

Por Fundación México Vivo.